OSUM asegura calidad y criterios ambientales en productos que ofrece

En el Almacén de la OSUM se mantiene un inventario de los productos que requiere la comunidad universitaria.

<

Nidia Burgos Q. / nidia.burgos@ucr.ac.cr

La Oficina de Suministros (OSUM), de la Vicerrectoría de Administración (VRA), asegura que los productos de su Almacén son de gran calidad y además se procura que los mismos tengan criterios ambientales, de modo que con ello además se conserve el ambiente.

Artículos como papel toalla, papel higiénico, hojas blancas y productos para la limpieza son algunos de los que son analizados por los laboratorios internos de la Institución para verificar que en el balance precio-calidad, las adquisiciones que se hacen cuenten con altos estándares.

Según comentó el M.Sc. Jorge Padilla, Jefe de la OSUM, a veces en la comunidad universitaria ha habido una concepción errada sobre la calidad de los artículos que tiene el almacén de dicha unidad y esto se da por la opinión que tienen las personas de lo que es un buen producto.

Por ejemplo, comentó que en cuanto a artículos de limpieza algunas personas prefieren aquellos que hacen mucha espuma o que tienen muy buen olor, pero al respecto comentó que esto no necesariamente significa que estos son de calidad.

En cambio, los artículos con que cuenta el almacén sí pasan todas las pruebas de calidad y además se busca que sean amigables con el ambiente, para ser congruentes con las políticas institucionales vigentes en referencia a la sostenibilidad ambiental.

Mejores productos

“Nosotros nos hemos empeñado en sacar los productos malos de inventario y meter productos buenos y hemos empezado con contratos según demanda, donde hemos metido pruebas de laboratorio”, explicó el Lic. Mauricio Barrantes, jefe de Almacenes de la OSUM.

Según comentó este funcionario artículos como el papel higiénico, el papel toalla, las servilletas, el papel de resma y otros similares se envían al laboratorio de Reforesta, el cual está certificado internamente para realizar este tipo de pruebas. De hecho, ahora se incorpora dentro de las licitaciones que todo artículo de papel debe pasar previamente por pruebas de laboratorio, esto con el fin de determinar tanto aspectos de calidad como criterios ambientales.

Compras sustentables

Precisamente la Universidad de Costa Rica (UCR) cuenta con una Comisión de Compras Sustentables que brinda también los parámetros en cuanto a las características que deben reunir los productos que adquiera la Institución, de manera que cumplan con criterios de protección del ambiente.

Dichos aspectos también se incluyen en los carteles de compra y se les da a las ofertas de los proveedores una calificación extra por el cumplimiento de estos requisitos, de modo que ahora se incluye un 20% en la evaluación para completar los criterios ambientales.

“Todos los productos que compra el Almacén, se compran con criterios ambientales y con criterios de calidad, que no son subjetivos, sino que ya están objetivamente redactados por gente experta”, manifestó el Lic. Barrantes, quien agregó que se utilizan varios laboratorios de la Universidad para determinar calidad y condiciones ambientales y se cuenta también con la colaboración del regente químico para estas valoraciones.

De este modo, desde hace ya varios años el cartel que se escoge no debe solo cumplir con un precio razonable, sino también con criterios de calidad y ambientales, que sean medibles y respaldados con certificaciones.

Por ello, tanto el M.Sc. Padilla, como el Lic, Barrantes recomiendan a la comunidad universitaria la conveniencia de ‘comprar’ sus productos en el Almacén de la OSUM, pues de este modo se aseguran los criterios mencionados y además se cumple con el Reglamento de Fondos de Trabajo que establece que solo en caso extremo se debe utilizar para hacer compras que no cuenten con el proceso ordinario, establecido por la Institución.

Otro aspecto que se debe tomar en cuenta, de acuerdo con el Lic. Barrantes, es que los productos que tiene la Universidad son exonerados de impuestos y logran precios de escala por las cantidades que se adquieren, de modo que si se compran esos mismos artículos en otras empresas se estaría pagando un sobreprecio.

Algunas personas consideran que las compras en el Almacén tardarían más en recibirse que si se va a comprar de una vez a un local comercial, pero para el Lic. Barrantes esto no necesariamente es real, pues si la persona o la unidad requiere determinados productos puede solicitarlos en el sistema e ir a recogerlos directamente al Almacén en el momento en que así lo necesite.

Retroalimentación

El Almacén principal de la OSUM cuenta con más de 120 productos, especialmente de oficina y para limpieza y se procura incluir frecuentemente artículos nuevos, de acuerdo a las necesidades expresadas por los usuarios.

Para el mejoramiento del inventario con que cuenta el Almacén de la institución, precisamente  desde hace alrededor de cinco años se hizo una campaña para que los usuarios expresaran su opinión, de modo de darse cuenta y poder solicitar mayor calidad a los proveedores o incluso cambiarlos.

De igual forma, el Lic. Barrantes considera fundamental que se mantenga una retroalimentación constante entre el usuario final de los artículos y los funcionarios del Almacén, de modo que se exija mayores criterios a los proveedores o incluso que se adquieran nuevos productos. Para expresar dichos comentarios puede escribirse al correo: mauricio.barrantes@ucr.ac.cr

“La idea es que la gente (usuario universitario) piense antes de ir a comprar afuera: no, voy a ver que hay en el Almacén porque hay mejor precio, por la calidad, criterios ambientales y para cumplir con los reglamentos internos”, dijo el M.Sc. Padilla.